sábado, 2 de febrero de 2019

Un café con "Cadáver Exquisito"

Reseña: Cadáver Exquisito

  Nombre original: Cadáver Exquisito

Autora: Agustina Bazterrica

Género: Narrativo

Subgénero: Novela.

Sinopsis: La súbita aparición de un virus letal que ataca a los animales modifica de manera irreversible el mundo: desde las fieras hasta las mascotas deben ser sistemáticamente sacrificadas, y su carne ya no puede ser consumida. Los gobiernos enfrentan la situación con una decisión drástica: legalizando la cría, reproducción, matanza y procesamiento de carne humana. El canibalismo es ley y la sociedad ha quedado dividida en dos grupos: los que comen y los que son comidos. 
Marcos Tejo, encargado general del frigorífico Krieg, separado de su esposa y a cargo de su padre, es un oscuro burócrata. El día en que recibe como regalo una mujer criada para el consumo, las tentaciones lo transforman en una conciencia peligrosa de pliegues truculentos que lo llevará a transgredir las nuevas normas hasta límites que la sociedad desconoce. ¿Qué resto de humanidad cabe cuando los muertos son cremados para evitar su consumo? ¿Quién es el otro si, de verdad, somos lo que comemos?




...y su expresión era tan humana, que me in-
fundió horror...

LEOPOLDO LUGONES


¡Hola a todos! ¿Cómo están? Con esta epígrafe comienza todo. Hoy traigo una reseña de un libro crudo, incómodo y provocador. Si me acompañan, les cuento que me pareció.

En Cadáver Exquisito nos enfrentamos a una distopía tétrica: todos los animales de la tierra fueron sacrificados debido a un virus letal. Sin animales, en consumo de carne se redujo a cero, y hay una necesidad que el gobierno mundial tiene que aliviar. En la llamada "Transición" poco a poco en todo el mundo, el consumo de carne humana empieza a ser legal. Comienzan a reabrirse las carnicerías, mataderos, y criaderos, y la demanda de carne restablece entonces un nuevo orden social: los que comen, y los que son comidos.

En este mundo es en el que nos vemos introducidos viendo a Marcos Tejo, encargado del frigorífico Krieg, uno de los más importantes del mercado. Desde el inicio, el discurso de Tejo es cansino,
melancólico, triste, y también rebelde: separado de su esposa, a cargo de su anciano padre, y a la cabeza de la empresa Krieg. Marcos carga con sus penas personales y es capaz de sentir pena por lo que sucede dentro de su trabajo. No está de acuerdo, lo cuestiona, le da asco. Siente náuseas. Pero necesita el dinero para mantener a su padre y para poder ganarse él mismo la vida, así que sigue. Lo deja estar. Esas tres palabras definen mucho la actitud del personaje: lo deja estar. Leemos sus pensamientos cuestionando la matanza, pero nunca esos pensamientos pasan a la acción. Rebotan dentro de su cabeza pero nunca se expresan en voz alta. El personaje de Marcos como los demás son bestiales y encajan a la perfección con el clima a lo largo de todo el libro.

No voy a mentirles, abandoné el libro en la primera lectura a las 70 páginas, porque el contenido de las escenas dentro del matadero superaban cualquier descripción que antes hubiese leído. La primera vez, se me revolvieron las tripas. El talento de Bazterrica es incuestionable en este punto, las descripciones del proceso de cría, matanza y distribución de la carne humana no son para cualquiera. Las aberraciones permitidas dentro de los mataderos no son para cualquiera. Además de gráficas, me incomodó en cierto punto sentir náuseas porque se trataba de carne humana y no de carne animal. ¿Por qué es menos aberrante si la matanza es de animales? Aún sigo cuestionando mi egoísmo e hipocresía. Invito a una introspección.
Para ponerlos un poco en clima, todas las cabezas (no son humanos, son cabezas, el producto) son criados para consumo, así que no tienen ni nombre, ni voz. Se les extirpan las cuerdas vocales como si arrancándoles la voz también se pudiese arrancar su humanidad. A algunos se los cría con ración alterada para un rápido crecimiento (carne barata) y a otros, la carne cara, los llamados PGP, son quienes llevan grabados en el cuerpo esas siglas por cada año de crianza. No tienen ninguna alteración genética y los alimentan con comida de calidad. Las hembras en los criaderos no tienen brazos ni piernas, para que no intenten escapar ni asesinar a bebé la cría. Están tiradas en mesas y ahí las inseminan para seguir con la producción. Y el mercado de la carne se reabre.

El quid de la cuestión llega cuando a Marcos Tejo le regalan una hembra PGP. Puede venderla, o faenarla. Él no la quiere. No quiere tener que hacerse cargo de una cabeza, pero una PGP vale
muchísimo dinero. Ese tipo de carne es muy requerida, y sabe que puede venderla con rapidez. Pero no lo hace. En la novela acá empieza un juego entre la fantasía del personaje dentro de la ficción de la autora que es buenísimo. No solo es envolvente, y adictivo, si no que el morbo crece aún más y a pesar de todo el ambiente tétrico y violento, todo adquiere otro color. A partir del momento en el que la PGP entra en su galpón, su vida adquiere otro sentido. El relato se retuerce y, si bien el tono melancólico y triste no varía, ahora detrás de la melancolía hay algo más: esperanza. El pasado de Tejo comienza a tener vida propia, y lo arrastra a un plan enfermizo, y macabro.
Sin embargo y a pesar de todo lo bueno, en Goodreads le puse tres estrellitas. A partir de la mitad del libro en adelante, parece que la historia pierde fuerza y que todo se vuelve más lineal. Los personajes venían bien definidos pero comienzan a desdibujarse y la monotonía que antes resultaba atractiva se vuelve monótona de verdad. Los sucesos se dan muy rápido, y siento que el desarrollo pierde un poco el ritmo y color que tenían al principio.

El relato de Bazterrica comienza de una forma adictiva. La manera que tiene de incomodar al lector hace que su prosa sea aún más destacable, porque de alguna manera esta ficción descoloca, cuestiona,
y presiona a cualquiera a los límites de su zona de confort lectora. No solo por la trama principal, también por el discurso de trasfondo que se mete con los medios masivos de comunicación, el control social, la pobreza, las políticas de gobierno engañosas. Todo esto por detrás de la sociedad de la que hablé antes. El ganado somos nosotros, y la autora lo deja bien claro para que el lector no solo se sienta incómodo con el relato de la ficción, también por ver su reflejo en esos humanos sin humanidad. Por esta parte, tremendo laburo de la autora.

En resumen, Cadáver Exquisito es un libro crudo, e incómodo, pero que vale la pena leer. A demás de ser entretenido, es fresco y fácil de leer. Bueno, como fácil, no. No se lo recomiendo a nadie flojito de estómago porque la va a pasar muy mal. Pero sí es un libro con una historia fácil de digerir. O quizás no tanto. Sin dudarlo leería algo más de Agustina Bazterrica porque me sorprendió para bien.

Algunas de mis partes favoritas

"Su padre ya casi no habla. Emite sonidos. Quejas. Las palabras están ahí, encapsuladas. Se pudren, detrás de la locura. Él se sienta en el sillón mirando al ventanal. Le agarra la mano. El padre lo mira como si no lo conociera, pero no saca la mano."

 "Quisiera anestesiarse y vivir sin sentir nada. Actuar de manera automática, mirar, respirar y nada más. Ver todo, saber, y no decir. Pero los recuerdos están, siguen ahí."

" ¿Cuántas cabezas tienen que matar por mes para que él pague el geriátrico del padre? (...) ¿Cuántos corazones tienen que ser guardados en cajas para que el dolor se trasforme en otra cosa? Pero el dolor, intuye, es lo único que lo hace seguir respirando. Sin la tristeza, no le queda nada."

Y ustedes, ¿lo leerían? ¿lo leyeron? Los leo.























10 comentarios:

  1. Hola Tami! A mí este libro me hizo pensar en muchísimas cosas. Es un libro incómodo , por supuesto, las descripciones del método utilizado en el matadero interpela a cualquier lector medianamente sensible.
    A mí me gustó mucho, ya hablaré de él cuando escriba mi reseña. Besos, nos leemos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Tami! Pah, qué fuerte todo. Yo había visto este libro por ahí pero nunca me había llamado la atención. Ahora que sé de qué trata no sé si me animaría a leerlo, pero admito que me intriga ese nuevo orden que plantea la autora. ¡Me encantó tu reseña! Besote :)

    ResponderEliminar
  3. Leer esta reseña a la vez que almorzaba milanesas no fue la mejor opción...

    ResponderEliminar
  4. ¡Holaa!
    Había leído la sinopsis pero me daba un poco de miedo el libro, porque con esa sinopsis podía ser o muy bueno o muy malo. Ahora si tengo muchas ganas de leerlo
    Un beso<33

    ResponderEliminar
  5. OH. Este libro me parece muy crudo, no se si estoy para leerlo en este momento. Pero a su vez suena muy interesante, no sé si me animaré pero me encantó tu reseña y como planteas lo que te generó el libro.

    Besotes ♥

    ResponderEliminar
  6. Uf, qué duro. No lo conocía y la verdad es que en teoría me llama la atención y parece una lectura interesante, pero me conozco y creo que es mejor dejarlo estar, como el personaje. No sé si podría ni si me sentiría bien, creo que ahí están mis límites.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  7. Hola!! acabo de encontrarme con esta increible iniciativa de seamos seguidores, asi que ya te estoy siguiendo y que espero que tambien puedas hacerlo aqui te dejo el enlace a mi blog https://haru-notes.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Hola! Recién llegue y ya me quedo.
    Cadáver Exquisito parece muy muy interesante, me dieron muchas ganas de leerlo pero no sé si me animo aún.

    Nos leemos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. good post 😊 would you like to follow each other? if the answer is yes, please follow me on my blog & i'll follow you back. https://camdandusler.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Hola tami... Wow... que crudo... no cononcía el libro; pero sinceramente.... me llama la atención... me gusta leer cosas escalofriantes... así que seguramente le dé una oportunidad.
    Un beso!!

    ResponderEliminar

Entrada destacada

Entrevista a Juan Pablo Castel

Entrevista a Juan Pablo Castel Todas las entrevistas hasta ahora han sido cómodas para todos: para ustedes, que las leen, para mi, que ...

Popular