jueves, 19 de octubre de 2017

Un café con "Un monstruo viene a verme"

Reseña: "Un monstruo viene a verme" Patrick Ness

Nombre original: "A monster calls"

Número de páginas: 405.

Título en español: "Un monstruo viene a verme"

Autor: Patrick Ness.

Género: Narrativo.

Subgénero: Novela.

Recomendación especial: A todas las personas a quienes les guste la fantasía, además van a redescubrirse con el pasar de las páginas.



Sinopsis: "El monstruo apareció justo después de la medianoche. Pero no era el que Conor había estado esperando, el de la pesadilla que ha estado soñando todas las noches desde que su madre comenzó con el tratamiento. El de la oscuridad y el viento y el grito… Ese monstruo del jardín es diferente. Antiguo, salvaje. Y quiere de Connor algo terrible y peligroso. Quiere la verdad."

"Un monstruo viene a verme" es un libro dulce emocionante y, a mi sensible parecer, conmovedor. El monstruo que plantea Ness, ese que visita a Connor (personaje principal, un niño de 13 años bastante especial) no quiere comerlo ni robarse sus calcetines. No quiere asustarlo en sueños ni esconderse en su armario. Quiere algo peor, mucho peor que comerlo o asustarlo; el monstruo busca la verdad de Conor O'Malley, esa que sueña desde que su mamá empezó con el tratamiento de quimioterapia, esa verdad que, antes de decirla, prefiere morirse.

El monstruo que viene noche a noche no es el de su pesadilla. El monstruo camina desde la colina de la iglesia y se planta en el jardín de Connor. El monstruo en forma de árbol de Tejo viene a Connor porque el niño lo necesita, y necesita escuchar las historias que viene a contarle, para luego poder contar la suya. Viene a contarle tres historias de las veces anteriores en las que arrancó sus raíces de la colina y comenzó a andar, porque, como está claro, los árboles no caminan todos los días ni porque sí. Connor no tiene amigos. En el colegio lo molestan a diario y su padre vive en otro continente con su otra familia. Su abuela es una mujer intensa e inflexible que quiere alejarlo de su madre mientras ella pasa por el tratamiento. En mi opinión, la vida del chico es difícil pero no hace falta cumplir con todas las características para empatizar con el personaje.

Las tres historias que el monstruo viene a contarle son lecciones, que deberá aprender para afrontar lo que viene, porque Connor O'Malley no solo tiene al monstruo del Tejo. Tiene a los suyos propios.

Una historia tierna, llena de enseñanzas de vida donde el valor del tiempo y el amor jugarán un papel muy importante. No hace falta demasiado para recordar que yo he sido Connor O'Malley. Y quizás tú, lector, también.

Algunas de mis partes favoritas:


 "La creencia es la mitad de la curación"

 "-¿Cómo pueden ser verdad las dos cosas a la vez?
-Porque los humanos son animales complicados -dijo el monstruo- ¿Cómo puede una reina ser a la vez una bruja buena y una bruja mala? ¿Cómo puede un príncipe ser a la vez un asesino y un salvador? (...) ¿Cómo es posible que los hombres invisibles estén más solos cuando consiguen que todo el mundo los vea?"

"No siempre hay un bueno. Ni siempre hay un malo. Casi todo el mundo está en un punto intermedio"


 Puntuación personal: 4/5


¿Ustedes ya lo leyeron? ¿Qué les pareció?















No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Fénix

Fénix (Imagen extraída de Pinterest) Cada invierno se embotella en tres  tazas de café. (Una por el frío, otra por la...

Popular